Tendencias Valparaíso

#TENDENCIAS La apuesta del Centro de Padres y Apoderados del Colegio Alemán de Valparaíso por lograr un mundo amigable con el medio ambiente

Luis Felipe Caneo

10 de Julio 2019

Uno de los consensos existentes hoy en día es que el mundo en su conjunto está afrontando un panorama climático complejo, donde muchos de los recursos naturales están en riesgo por la sobre explotación humana. Realidad que todos podemos cambiar, mediante nuestras actitudes y costumbres.

En ese contexto, motivados a ayudar a transformar el mundo en un hábitat más amigable, el Centro General de Padres y Apoderados  (CGPA) del Colegio Alemán de Valparaíso implementa una serie de acciones para hacer de ésta una sociedad que cuide su entorno a través de la comisión de medio ambiente. Actuar que, sin duda, busca inculcar en sus hijos y estudiantes de dicho establecimiento educacional en sus prácticas cotidianas.

“Trabajamos un grupo de papás voluntarios y nuestra idea es ver cómo podemos ir aportando en la gestión del medio ambiente al interior del colegio”, explicó Ximena Zuniac, coordinadora de la comisión de Medio Ambiente del CGPA, en entrevista con EPA news, respecto a la labor que hacen los apoderados en dicha instancia. Una de las apuestas del colegio es involucrar el medio ambiente y su cuidado en los programas académicos y día a día de los miembros de la comunidad educativa, pensando en una educación integral que aporte no sólo contenidos sino también inculcar el respeto y valoración del entorno natural.

Pese a que el respeto al medio ambiente es una línea transversal de la labor que se hace en el Colegio Alemán de Valparaíso, uno de los dilemas que se presenta es que no hay una instancia que coordine las acciones en ese ámbito de los distintos actores del lugar. Por eso, señala Zuniac, una de las metas es “trabajar de manera mancomunada, aunar esfuerzos y trabajar de forma coordinada. Esto, porque hasta este minuto nosotros como apoderados tenemos nuestra comisión, los alumnos también tienen una comisión de medio ambiente y cada uno está por su lado; por eso nuestro propósito es poder conformar un ente donde estén representados todos los estamentos del colegio”, señaló Zuniac al respecto.

En cuanto a las líneas de trabajo de la comisión de Medio Ambiente, estas están centradas en actividades que buscan el reciclaje y la re utilización de productos y/u objetos. “Buscamos generar  campañas educativas e instalar una cultura medio ambiental en el colegio. Queremos que las acciones estén en la vida cotidiana, en cada cosa que hagas pensar cómo ejecutarlo con el menor impacto posible al medio ambiente”, acotó Ximena.

Una de esas acciones es el llamado ropero solidario, el cual tiene como propósito, entre otros, generar la circulación de todo tipo de prendas ya no utilizadas para que otros las puedan ocupar y así, por ejemplo, evitar la producción de más ropa que impacta al medio ambiente mediante la industria textil.

Papás voluntarios trabajando en el ropero solidario

El ropero solidario busca “que los chicos puedan recuperar las prendas que se le pierden o la dejan olvidadas -si la ropa tiene el nombre, quedan guardadas y los chicos pueden ir a recuperarlas – y también que toda aquella ropa que los niños dejan en buen estado, queda como donación en este ropero y cualquier niño puede ir a retirar un pantalón o una polera, prendas que pueden seguir siendo utilizadas: alargamos la vida útil de la ropa y se reduce el consumo especialmente de la industria textil- que es una de las industrias que más impacta, especialmente en el consumo del agua-“, puntualizó Zuniac en ese sentido.

Cabe señalar que en el caso de la ropa que no puede ser reutilizada, se busca el reciclaje de la misma y darle un uso que sea beneficioso para todos. Un ejemplo de lo anterior fue lo acaecido el año pasado, donde los trazos de ropa rota se ocupó para poder rellenar los cojines presentes en la biblioteca de los niños más chicos del colegio.

Los cojines fueron rellenados con trazos de ropa

La respuesta de la comunidad educativa a la iniciativa del ropero solidario es positiva, indicó Ximena, pues “muchas familias  no compran nada porque tienen la posibilidad de ir a buscarla al ropero, además que no hay  ningún costo de por medio. Tenemos voluntarios que van y clasifican la ropa, entonces las personas que necesitan van y retiran lo que requieren, simplemente”, comentó la coordinadora de la comisión de Medio Ambiente.

Otra de las iniciativas de la comisión es el viernes verde, que corresponde a “una mezcla de varias cosas:  consiste en que los chicos que quieran van vestidos con una prenda verde en vez de su uniforme ese día, como una manera de decir que hoy es un momento que reflexionamos en torno al medio ambiente; además ese día se recolectan materiales de reciclaje que las familias llevan al colegio desde sus casas – recibimos tapas plásticas de botellas, tetrabrik que son las cajitas de leche o jugo y pilas. Lo llevamos al Departamento de Medio Ambiente de Viña del Mar, que tiene un sector dónde recibe todo esto y hacen la disposición final de esos materiales que está certificado y que es coherente con el medio ambiente-“, indicó Zuniac.

Una imagen de uno de los tantos viernes verdes celebrados

Las colaciones son otro foco de acción de la comisión, en la cual se busca que los niños y adolescentes no sólo lleven alimentos saludables sino, también, que ocupen recipientes re utilizables. En el caso de las fiestas institucionales, la apuesta es evitar el consumo de materiales desechables, precisamente, proteger al medio ambiente.

Es importante comentar que la reforestación del espacio del colegio y sus alrededores es una de las metas de la comisión, trabajo que vienen realizando con CONAF que les dona árboles nativos para que sean plantados y así ayudar al crecimiento de nuestra flora y fauna nacional.

Al final de cuentas, el sueño de la comisión es construir al interior del Colegio Alemán de Valparaíso una cultura de respeto y cuidado del medio ambiente en todos sus miembros. Una acción acotada a una comunidad, pueden decir algunos, pero cuyos efectos son ilimitados: pequeños cambios  marcan el inicio de las grandes transformaciones socio ambientales que nuestro planeta pide a gritos.

Producción: Claudia Villegas y Osvaldo Durán.

About the author

Luis Felipe Caneo

Luis Felipe Caneo