Mirada Nacional

#MIRADANACIONAL Pacto chileno de los plásticos: Experto explica sus beneficios y cómo bien aplicado a la industria puede ayudar al cuidado del medioambiente

EPA news
Written by EPA news

5 de Febrero 2020

Un gran desafío es este pacto que busca darle circularidad a los plásticos de manera que estos no impacten al medioambiente. Hoy, a través de sacos de polipropileno, techos agrícolas, carpas, entre otros artículos, el plástico sigue jugando un rol activo en nuestra sociedad y su buen uso, incluso puede ayudar al cuidado del planeta, gracias a la reutilización, reciclajes y a la calidad del material.

Diversas organizaciones e instituciones ya forman parte del Pacto Chileno de los Plásticos, la iniciativa que busca darle circularidad a este material, es decir, que se mantenga circulando en el sistema, pero sin convertirse en residuo, a través de técnicas como el reciclaje, innovación y reutilización.

Todo un desafío para las empresas que trabajan con plástico, pero no una meta imposible, para quienes ya han venido innovando de esta manera y aportan a la industria con materiales que logran no impactar y, por el contrario, cuidar el medioambiente.

Cristian Soto, gerente comercial de CORESA, compañía que brinda soluciones para la protección, envasado de materia prima, productos para el agro y la industria (www.coresa.cl), explica que, muchas veces, se cree que los plásticos son menos ecológicos que sus contrapartes. “Sin embargo, nada más lejos de la realidad; es cierto que puede tomar miles de años en degradarse y que uno de los inconvenientes que más revuelo provoca es la contaminación que se produce en su post consumo. En realidad, el problema en el post consumo es, exclusivamente, que se sigue tirando [botando], por falta de una buena divulgación, disposición y control”, comentó al respecto Soto.

Asegura, además, que al ser más livianos permiten ahorro de combustible durante su transporte y posteriormente una reducción en el peso de la basura. Finalmente, una vez transformados en residuos, los plásticos pueden ser valorizables a través del reciclado o mediante la incineración con recuperación energética.

Un ejemplo es lo que hace en su propia empresa, que entrega productos para la producción agrícola, pesquera y minera, que son de uso común, indispensables, hechos de plástico, pero que se enfocan en no contaminar. ¿Cómo se logra?

“Todos los productos de Coresa se componen de plástico, específicamente polipropileno y polietileno; estos dos polímeros, económicos y duraderos.  son los más inocuos de todos los plásticos, además de muy fáciles de procesar y de reciclar, para transformarse en nuevos productos o recuperarse como energía para reducir el consumo de combustibles fósiles, ahorrando recursos”, indicó Soto.

Coresa fabrica hoy sacos tejidos de polipropileno; Maxisacos tejidos de polipropileno, para contener cargas desde 300 a 2500 Kg; telas, en formatos: tubular, lámina y plana; protecciones agrícolas, como carpas agrícolas, ground cover (tela antimaleza), maceteros flexibles, garetas y Malla raschel, telas tejidas de polietileno de alta densidad comúnmente utilizadas como corta viento, cobertor para sombra y cerco perimetral, entre otros. Todos estos productos mejoran la producción en la industria y además ayudan a la no contaminación por plástico.

“La industria del plástico ha hecho públicas las conclusiones preliminares del estudio más completo hasta la fecha sobre el impacto de los plásticos en el medio ambiente. El estudio proporciona una radiografía clara sobre las emisiones de CO2 y la importancia de los plásticos en la lucha contra el cambio climático”, señaló Antonio Rebolledo, asesor de Coresa y experto en la industria del plástico.

Agrega que, dicho estudio, realizado por Denkstatt –una consultora austriaca independiente especializada en el desarrollo sostenible–, aclara alguno de los mitos negativos que habitualmente se han señalado sobre los plásticos:

–  Los plásticos sólo representan el 1,3% de la media de emisiones de CO2, comparado con el 9% de la ropa, el 13% de la alimentación, o el 18% del ocio.

–  Ahorran entre 5 y 9 veces más CO2 durante su uso y el proceso de recuperación, del que emiten durante su producción.

–   Se espera que este ahorro sea entre 9 y 15 veces en 2020 gracias a los avances en la producción y la mejora de la eficiencia de los productos plásticos.

–  La sustitución de los plásticos por materiales tradicionales en aquellos usos que fuera posible, produciría un aumento del 50% en las emisiones de gases de efecto invernadero y aumentaría el consumo de energía en un 46%.

– Además, generaría serios problemas en los sistemas de gestión de residuos, ya que el volumen de todo lo fabricado con otros materiales aumentaría 3,7 veces.

– Hace falta menos energía para fabricar un envase de plástico que de otros materiales.

Para más información sobre este y otros temas relacionados con la utilización del plástico, ingresa a www.coresa.cl

About the author

EPA news

EPA news