O'higgins Tendencias

#TENDENCIAS La historia de Martina Acevedo, una chica de 11 años que busca impulsar en sus compañeros de colegio la empatía por el medio ambiente

Luis Felipe Caneo

8 de Septiembre 2019

Al hacer un balance de nuestro mundo, uno de los elementos destacados es una mayor preocupación por el cuidado del medio ambiente y la necesidad de protegerlo pensando a futuro de parte de las nuevas generaciones. Un ejemplo de aquello es la historia de Martina Acevedo, una chica de 11 años que inspirada en la figura de Greta Thunberg (16 años), decidió iniciar una campaña para generar empatía medio ambiental en los alumnos de la Escuela Básica de Pataguas Cerro en Pichidegua, Región de O’Higgins, como también en los adultos de su sector.

Todo comenzó a gestarse en el mes de agosto, cuando Martina en las clases de Lenguaje estaba estudiando los textos informativos y sus características. Fue allí cuando analizaron una nota que daba cuenta de Greta Thunberg y su campaña medio ambiental, la cual dio origen al movimiento Fridays For Future.

Martina Acevedo, 11 años

“Para mí es una idola, se supone que los adultos tienen que hacer varias cosas y ella es una niña, una menor de edad, y está haciendo algo por el mundo. La conocí a ella cuando en clases estábamos viendo los textos informativos, donde salía la noticia de que Greta cumplía un año en su campaña. Estaba pensando que hacer, si apoyarla o hacer una campaña similar, estaba pensando esas cosas. Tiempo después conocí más sobre ella y decidí hacer la campaña en el colegio”, comentó Martina Acevedo, en entrevista con EPA news, respecto a los inicios de su iniciativa.

Uno de los recuerdos que se le viene a Martina, al pensar sobre el medio ambiente, es cómo los seres humanos hemos sido incapaces de cuidarlo adecuadamente. “Hay una gran diferencia, de cuando tenía 5 años y ahora a los 11 años de edad. A los 5 veía los cerros y los árboles, ahora solamente veo puras mandarinas y nylon en los cerros, además de que en las calles encuentro pedazos de sacos, nylon y otras cosas. Hubo una destrucción del medio ambiente, los fumadores dejan sus colillas en el piso y a veces ni siquiera se les ocurre apagarlas”, señaló Martina al respecto, acotando que “para mí el medio ambiente es mi hogar, ya que es el lugar donde estamos viviendo ahora y a futuro. Los animales son muy importantes, pues tengo la conciencia de que ellos no harán nunca nada malo como si lo puede hacer el ser humano, el hombre”, puntualizó la niña de 11 años.

Los inicios de la campaña medio ambiental

Tomando como referencia a Greta e impactada por el daño al medio ambiente en su entorno, Martina decidió iniciar la campaña para generar más empatía medio ambiental. Una tarea dónde contó con el apoyo de sus amigas.

“Hablé con mi mejor amiga, para ver si me ayudaba a hacer una campaña, me dijo que si, y luego fuimos a hablar con la directora de mi escuela, ha pasado una semana de esto, donde hemos hecho esta campaña. Queremos que las personas de mi colegio tomen conciencia de lo que está pasando, para eso hicimos carteles a mano, después pasábamos a los distintos cursos explicando de qué trataba y les dejábamos un cartel”, comentó Acevedo en este sentido en cuanto a la campaña. Una de las acciones que busca realizar Martina y sus amigas es generar instancias de reforestación, para así lograr un Pichidegua con más árboles.

Hacer cosas para cuidar el planeta es una filosofía de vida en el caso de Acevedo, dónde busca generar en los demás esa misma preocupación por el espacio a través del cual todos vivimos. “Lo que más me gusta a mí es ayudar al planeta. Estamos en sequía y eso lo encuentro súper malo porque el agua es lo esencial para vivir, sin agua no existe nada. Unas compañeras me dijeron – ah, pero esto (sequía)no preocupa nada porque nosotras podemos comer verduras – pero las verduras se riegan con el agua, así que esto es malo. Yo necesito todo el apoyo posible y quiero que los demás hagan el esfuerzo para hacer cosas por el planeta”, señaló la activista por el planeta.

Martina, a lo largo de la entrevista, destaca el apoyo de sus amigas en sus sueños y trabajo medio ambiental.

“Mi mejor amiga, hace 2 años tenemos la amistad, no es chilena y es de Haití. Ella es igual que yo, si bien somos diferentes físicamente no me preocupa eso, pues lo que importa es el planeta: un derecho del niño es tener un hogar y ¿cómo va a tener un hogar, si no cuidamos el medio ambiente?, mi amiga se llama Nedgy”, precisó Martina. Carolina y Dafne Marambio son las otras amigas que se han sumado a la campaña medio ambiental, impulsada por Martina.

Hoy Martina esta abocada no sólo a estudiar cumpliendo sus compromisos de la escuela, sino también, reunir firmas para comprometer a la gente por el medio ambiente y apoyar las acciones que se efectúen bajo ese ámbito. Todo con la convicción de que “no importa la edad, el lugar y el momento para hacer algo grande”, reflexionó Martina.

Una historia que, sin lugar a dudas, vale la pena destacar por el compromiso social demostrado por sus protagonistas.

Producción: Kurt Castro y Osvaldo Durán C.

Parte de las firmas reunidas

About the author

Luis Felipe Caneo

Luis Felipe Caneo