Mirada Nacional

#MIRADANACIONAL MV Diego Peñaloza: “Ramba nos ha servido de ejemplo para darnos cuenta de cuando hay voluntades políticas y técnicas, se pueden lograr bastantes cosas”

Luis Felipe Caneo
7 de Enero 2020

El 15 de octubre de 2019, un sueño esperado por mucho tiempo se hizo realidad: Ramba dejaba el Parque Safari de Rancagua, lugar al que había llegado a comienzos del año 2012 luego de ser decomisada al Circo Los Tachuelas perteneciente a la familia Maluenda, para partir rumbo al Santuario de Elefantes de Brasil. Luego de estar poco más de dos meses en el lugar, Ramba falleció a causa de una enfermedad renal.

Bajo este contexto, el médico veterinario Diego Peñaloza, miembro de la Asociación de Médicos Veterinarios de Fauna Silvestre (AMEVEFAS) y del Colegio Médico Veterinario (COLMEVET), en entrevista con epanews.cl, analiza la historia de Ramba y las lecciones que se pueden sacar de este caso de rescate animal.

-Al momento del decomiso y su posterior traslado al Parque Safari de Rancagua, ¿cuál era el estado de salud de Ramba, de acuerdo a la información que maneja?

El estado de salud de Ramba era muy bajo, presentaba lesiones físicas asociadas a cautiverio -tanto en las extremidades, producto de sujeción física probablemente con grilletes que es un implemento habitual en cautiverio y lesiones que se realizan con un anku, implemento que se utiliza en base al dolor del animal y apunta a que los elefantes no puedan desplazarse o levantar algunas extremidades. Es un implemento con una especie de gancho.

También, tenía un estado nutricional pobre, una condición corporal 2 de 5 -cuando lo ideal es 3 de 5, donde 5 de 5 alude a un animal obeso-. Presentaba Ramba restos de comida de perro, tanto en sus heces como en los antecedentes que nos facilitaron.

Además, presentaba temas conductuales, es decir, desarrollaba conductas estereotipadas, como movimientos repetitivos en jaula y lo cual se da cuando el ambiente no está muy enriquecido. Lo anterior se expresa a través del balanceo o de quedarse quieta en lugares puntuales”.

-¿Cuáles eran los cuidados veterinarios que Ramba recibía día a día cuando estaba en el Parque Safari de Rancagua, desde una perspectiva veterinaria?

“De partida contaba con dos cuidadores, que permanente estaban viendo las necesidades de Ramba. Lo anterior contemplaba una habitación climatizada pensada para épocas de calor y/o frío extremo, donde ella podía entrar libremente cuando quisiera; además de la hectárea y media de terreno dónde Ramba podía encontrar pasto, árboles y distintos sustratos que apuntaban a enriquecer más el ambiente.

“Se trabajó también un refuerzo condicionado, que sirve para lograr un buen cuidado de sus pies y también toma de muestras para diagnósticos médicos”.

-De acuerdo a diversos estudios, los pies son un elemento importante para los elefantes y los cuales se ven perjudicados en caso de que dicha especie se encuentre en cautiverio. 

“Las lesiones más graves que tenía Ramba eran en los pies, debido al sobre crecimiento de uñas y también se comienzan a adherir cuerpos extraños que generan lesiones y son la principal causa de muerte en elefantes en cautiverio. Por eso que el refuerzo condicionado es algo clave en los temas de cuidado, porque básicamente es un entrenamiento dónde se le dan premios  al animal como alimentos para reforzar ciertas conductas (que ayuden a los cuidados y tratamientos veterinarios) lo cual permita, por ejemplo, inspeccionarle bien las patas, manos y pies en realidad para ver si hay algún problema y realizar el cuidado podal que corresponda.

Los elefantes son animales que tienen bastante sensibilidad en los pies y por su talla, no es un trabajo fácil que se pueda lograr en pocos meses”.

-Una de las metas con Ramba, respondiendo a la sentencia judicial, era trasladarla a un Santuario de Elefantes. Desde la perspectiva veterinaria, ¿cuáles son los dilemas que se pueden vislumbrar en un proceso de tales características?

“La condición de Ramba, producto de su avanzada edad, siempre fue crítica dado a una enfermedad renal que se diagnóstico pudiendo tener las primeras muestras de sangre. Es una enfermedad cuyo pronóstico es bien reservado, pues se puede agudizar en instancias y provocar grandes problemas en el organismo: era una de las cosas que estaba siempre en la palestra para evaluar su traslado al Santuario y, por otro lado, estaba esta contraparte relativo al  factor de que podía sociabilizar con individuos de su especie: con los animales gregarios siempre es importante priorizar esas interacciones, en caso de no poder concretar lo anterior se puede suplir con enriquecimiento y el mismo refuerzo condicionado”.

-Como se informó hace algunos días, Ramba falleció a causa de una enfermedad renal. ¿Qué nos puede decir al respecto?

“El diagnóstico de la enfermedad renal se hizo gracias al mismo refuerzo condicionado que se practicó con Ramba, el cual se logró de parte de los cuidadores, donde se detectó gracias a muestras de sangre y de orina. El pronóstico de dicha enfermedad fue muy reservado, porque no se tenía ningún parámetro previo, respecto a cómo la enfermedad había ido evolucionando en el tiempo”.

-Pensando desde una perspectiva general, ¿cómo se desarrolla la enfermedad renal en el caso de los elefantes?

“La enfermedad renal crónica que tenía Ramba es muy similar a lo que se ve en otros mamíferos, donde el riñón pierde la capacidad de desarrollar una correcta filtración y excreción de elementos: esto hace que hacia la orina atraviesen metabolitos de gran tamaño de proteína y lucosa, lo cual va generando un daño progresivo en el riñón. Esto puede provocar que el órgano del riñón deje de funcionar por completo, a diferencia de la falla renal aguda que se caracteriza por todo lo contrario dónde hay una disminución de la eliminación de desechos nitrogenados por parte del riñón hacia al exterior.

La enfermedad renal crónica equivale a que el riñón está tan dañado, que no está realizando su función como corresponde. Elimina proteínas de gran tamaño, que no lo debería hacer, de hecho el riñón no debería eliminar proteínas y glucosa”.

-Analizando la historia de Ramba, ¿cuál es la reflexión que se puede hacer al respecto?

“Ramba nos ha servido de ejemplo para darnos cuenta, en definitiva, que cuando hay voluntades políticas y técnicas se pueden lograr bastantes cosas. Porque el traslado de un animal de esa envergadura, con todos los permisos, y toda la logística que involucra el traslado a Brasil de Ramba se haya logrado, quiere decir que lo podemos realizar con ese mismo ímpetu y profesionalismo, acciones de conservación que involucren no tan sólo a la fauna exótica sino, también, a la fauna nativa de nuestro país -dónde hay tráfico de fauna silvestre, envenenamientos indiscriminados-.

Los mismos esfuerzos que se hicieron con Ramba extrapolarlos a otras especies animales y tener presente de que si se logró con Ramba, se puede hacer con los animales nativos de nuestro país”.

Producción: Claudia Bastías y Osvaldo Durán C.

About the author

Luis Felipe Caneo

Luis Felipe Caneo