Punto Legal Región Metropolitana

#PUNTOLEGAL Diego Lillo, abogado FIMA y caso Walmart “es importante relevar cuánto repudia la institucionalidad ambiental en general, la opinión de la gente que va a ser afectada por los proyectos”

Luis Felipe Caneo

24 de Junio 2019

Hace algunos días abogados de FIMA presentaron ante el Tribunal Ambiental y el Comité de Ministros una reclamación y dos invalidaciones, cuestionando los permisos otorgados por la institucionalidad ambiental vigente en cuanto a la construcción del Centro de Distribución El Peñón, de Walmart Chile, en la comuna de San Bernardo, que cuenta con un amplio rechazo de los habitantes de la zona.

En entrevista con EPA news, Diego Lillo, abogado de Fima, da cuenta no sólo de las acciones judiciales presentadas en contra del proyecto sino, también, los próximos pasos que se avecinan en el plano jurídico respecto al proyecto Walmart. Además, hace una reflexión en torno al funcionamiento del Sistema de Evaluación Ambiental en la actualidad.

-¿Cuáles fueron los principales argumentos que sustentaron la presentación que ustedes hicieron, tanto ante el Tribunal Ambiental como el Comité de Ministros?

“El proceso de evaluación del proyecto Walmart, incluso antes de que existiera, ha sido muy resistido por parte de la comunidad de San Bernardo.Esto, porque en el negocio más grande que tiene Walmart fuera de Estados Unidos, desde sus inicios prometió una cantidad de camiones que en general, así lo ven los vecinos, va a empeorar la calidad de vida de una forma bastante drástica en la zona. Esa fue su sospecha inicial.

Abogado Diego Lillo

Entonces, cuando fue avanzando el proceso (de evaluación ambiental), quedó en evidencia que las inquietudes de los vecinos eran fundadas. Esto, porque Walmart excluyó de la evaluación el uso de los camiones que traerían los proveedores al centro de distribución porque está en manos de terceros, un argumento que más bien es retórico y no técnico: porque esos camiones no llegarían a ese lugar, si no existiera el Centro de Distribución El Peñón. Es un impacto del proyecto y eso no se ha evaluado.

A nuestro modo de ver, ese impacto incluso trasciende la región, porque los camiones vienen de distintos puntos del país, con una alta concentración de camiones desde la Región de Valparaíso y desde el norte. Es un proyecto que no se está mirando en toda su dimensión, en relación a cómo va a empeorar la calidad de vida de los vecinos.

Finalmente el proyecto se resolvió de una manera bastante eficaz, de hecho, como se sabrá, el proyecto está mayoritariamente construido. Es un proyecto que tuvo un paso muy eficaz por el sistema de evaluación de impacto ambiental, siendo que la información que ha dado no es buena en relación a la predicción de los impactos”.

Panorámica de lo construido del Centro de Distribución El Peñón

-Uno de los puntos que se esgrime en los escritos judiciales, para justificar la invalidación de los permisos otorgados a Walmart, es que los impactos del proyecto se concentra en la Región Metropolitana y no en el país como un conjunto. Lo anterior, se plantea, involucra un  sistema de evaluación ambiental distinto, ¿podrías explicar dicho punto en profundidad?

“Cuando uno está haciendo un ejercicio de observar o elaborar un estudio de impacto ambiental, lo que señala la ley es que el área de influencia de un proyecto se determina por el componente que es afectado y no por el lugar de emplazamiento del proyecto.

El ejemplo más patente de esto es que si tú instalas una planta termoeléctrica, el impacto de esa termoeléctrica va llegar a dónde concluya la pluma de esa termoeléctrica dónde genera las emisiones. Puede ser, quizás, una zona muy lejos de dónde está emplazado el proyecto, acá pasó lo mismo: o sea, Walmart hizo un caso para poder achicar lo más posible el área de influencia (del proyecto) y tener que evaluar los menores impactos posibles.

Lo que nosotros vemos, en relación al tema que me preguntas, es que el impacto debería haber seguido hasta dónde estén los camiones. Claro, conversemos el límite de esa extensión, porque quizás lo vamos a tener que extender hasta Arica – me parece poco razonable, pero las comunas aledañas es evidente que sufrirán los impactos porque son las mismas rutas que los medios de transportes de esas comunas están ocupando para llegar a la Región Metropolitana-.

Además, las emisiones de esos camiones también debería haber sido consideradas, siguiendo el impacto en general, considerando las emisiones de los motores y el material particulado”.

-Ustedes hicieron una invalidación y reclamación, respecto al caso Walmart. ¿cuáles son las diferencias de estas nomenclaturas judiciales?

“La reclamación es la que nosotros interpusimos ante el Tribunal Ambiental, que corresponde a la acción que hicieron aquellas personas que plantearon observaciones ciudadanas durante el proceso de evaluación ambiental en su primera etapa. Luego de haber hecho esas observaciones, reclamaron ante las autoridades administrativas, en este caso el Comité de Ministros, generándose el derecho de impugnar la resolución del Comité de Ministros que resolvió sus reclamaciones administrativas.

Nosotros estamos representando a un grupo de vecinos que hicieron observaciones ciudadanas, las cuales no fueron debidamente consideradas en el proceso.

Y la invalidación , por su parte, es la acción que tienen las personas que quedaron fuera del procedimiento de evaluación ambiental. Y para nosotros este caso es bastante evidente, puesto que en este ánimo de Walmart de ir achicando su área de influencia pasó que, por ejemplo, los vecinos de la Villa Lomas de Mirasur – que están frente al proyecto-, se enteraron que existía la iniciativa cuando estaba muy avanzada la evaluación del proyecto y no pudieron participar.

Se enteraron que este proyecto, los iba a tocar a ellos, la promesa era no tocarlos a ellos, sin embargo tenemos la cuestión del impacto de los camiones que no fueron considerados. Está todo ese vicio: los vecinos quedaron fuera porque, supuestamente, la información del proyecto decía que no los iba a afectar, pero en los hechos si los va afectar.

Y tenemos una vecina y la Municipalidad de Calera de Tango, que pidieron la invalidación, porque en este caso si bien se estimaba que no estaba dentro del área de influencia, en una forma inédita – yo nunca lo había visto en el sistema de evaluación del impacto ambiental-, se le solicita a la Municipalidad de Calera de Tango participar igual de la evaluación.

Por principio, los organismos que no tienen competencia para participar en la evaluación, no participan. Si no hay reconocidos impactos en Calera de Tango, ¿por qué está participando?; Calera de Tango hizo observaciones y se pronunció contra el proyecto y todas sus inquietudes tampoco fueron consideradas en la resolución.

La invalidación es ante la autoridad administrativa, o sea, el proceso que está abierto es que le solicitamos al Comité de Ministros que invalidará su resolución. Cuando el Comité resuelva eso, nosotros podemos ir a los Tribunales.

La reclamación, está en una etapa judicial ante el Tribunal Ambiental”.

-Frente a las acciones presentadas, ¿cuáles serían los próximos pasos de los recursos presentados?

“En el caso de la reclamación presentada ante el Tribunal Ambiental, estamos esperando que el Tribunal haga el examen de admisibilidad – donde revisa que haya sido interpuesta dentro de plazo, que el Tribunal tenga la competencia para conocer dentro de la materia y que las personas que están reclamando, tengan la legitimidad activa para hacerlo-. Esa es la primera etapa, el Tribunal no está funcionando muy rápido porque está falto de algunos ministros, así que en alrededor de dos semanas vamos a saber algo.

Los vecinos de San Bernardo y alrededores han llevado a cabo distintas manifestaciones contra el proyecto Walmart

Si la reclamación cumple los requisitos de la admisibilidad, pasa a la siguiente etapa, en caso contrario puedes apelar a la Corte de Apelaciones. -pero, es cómo que no hubieses pasado-. Cuando pasas la etapa, el Tribunal le va a pedir informes al SEA, esa es la consecuencia de pasar la admisibilidad, iniciándose todo el juicio de ahí para adelante: al SEA le empieza a correr el plazo para contestar, después viene la audiencia, etc”.

-El Tribunal puede determinar que el proyecto debe retrotraerse a una etapa anterior de la evaluación ambiental, ¿es así?

“Correcto, así es. Es más menos lo que ocurrió con las tronaduras de la Mina Invierno, yo creo que Walmart es un caso que podría ser similar: si el Tribunal considera que nosotros tenemos razón en que no se consideró la participación ciudadana, una de las medidas posibles es que el procedimiento se retrotraiga para que pueda incorporar la participación ciudadana de forma debida.

Pero, nosotros estamos pidiendo que se deje sin efecto la resolución del Comité de Ministros, o sea, que la Resolución de Calificación Ambiental se declare nula por los vicios de legalidad que se cometieron durante el proceso de evaluación, básicamente. Para nosotros la participación ciudadana en particular, junto con otros elementos que no se haya cumplido bien como la línea de base, todo eso da cuenta que el proyecto Centro de Distribución El Peñón no cumplió los requisitos de evaluación exigidos por la ley y no tiene el nivel de información suficiente para ser aprobado”.

-Si la respuesta del Tribunal es negativa, ¿el siguiente paso sería la Corte Suprema a través de un recurso de casación?

“La Corte Suprema en el caso de la reclamación, así es”.

-Ahora concentrémonos en la invalidación, ¿cuál es el proceso en ese caso?

“En la invalidación, también, hay un examen de invalidación, donde se revisa que se hayan cumplido los requisitos formales establecidos para la solicitud de invalidación, en este caso. Y para admitirlo a tramitación, tienes que ser directamente afectado o interesado en la resolución del Comité de Ministros, esos son los requisitos que hay que cumplir como son el plazo -que lo cumplimos, lo presentamos dentro de los 30 días- y ser afectado.

En el caso del SEA, es más difícil dar un pronóstico de cuánto se va a demorar, puesto que debe ir iniciando los procesos que se va presentando y para el SEA, esto más bien es pega extraordinaria el hecho de estar tramitando estos procedimientos y, por lo tanto, no sabría decirte cuanto se podrían demorar.

Si pasa la admisibilidad, la siguiente etapa es que se le pide, en este caso, a Walmart que haga sus descargos o emita su opinión en el procedimiento. Es un procedimiento mucho menos formalizado que el de los Tribunales.

Estamos pidiendo, a través de la invalidación, que se dejé sin efecto la resolución para que puedan participar los vecinos que quedaron fuera, que son los vecinos de Lomas de Mirasur y los de Calera de Tango”.

-En términos prácticos, de acuerdo a Walmart el proyecto de Centro de Distribución el Peñón  registra un 90% de avance. Más allá del avance, si en términos legales se pide el fin de la Resolución de Calificación Ambiental, ¿Walmart tendría que demoler todo lo construido?

“No he visto el caso hasta ahora, pero por otro lado debo ser bastante enfático de decir que sólo he visto dos proyectos empezar a ejecutar Resoluciones de Calificación Ambiental que aún se están discutiendo en los Tribunales: uno de ellos es Walmart y el otro es Mina Invierno, que siguió haciendo tronaduras no obstante hay un juicio en relación al proyecto tronaduras y las tronaduras mismas están limitadas por una medida cautelar dictada por el Tribunal.

Son los únicos proyectos que conozco, que se le aprobó su Resolución de Calificación Ambiental y al otro día ya estaban construyendo. Así que no es una realidad de la cual estemos acostumbrados, pero yo diría que en derecho al menos no sería posible puesto que probablemente el perjuicio sería mayor que el beneficio; nosotros estamos conscientes en todo caso de aquello y si bien nosotros no tenemos otra alternativa, estamos constreñidos a que la resolución se deje sin efecto porque eso puede conceder el Tribunal.

Producto de este juicio, el proyecto podría regresar a una instancia administrativa y ahí yo esperaría que las medidas de mitigación y compensación en materia de transporte, paisaje, biodiversidad y patrimonio cultural sea con un estándar más elevado que el que quedó establecido en la Resolución de Calificación Ambiental”.

-Para ir finalizando esta entrevista, ¿alguna reflexión en torno al caso Walmart?

“Yo creo que es importante relevar el hecho de cuánto repudia la institucionalidad ambiental en general, la opinión de la gente que va a ser afectada por los proyectos. Es un ciclo sin acabar, en este caso, insisto, la norma o la ley ordena al Estado facilitar la participación ciudadana y acá (Centro de Distribución El Peñón) pasó lo contrario: se perjudicó la participación ciudadana, se puso traba a la participación ciudadana y esto es una realidad que dado a la envergadura de este caso es más notorio, pero esto sucede en múltiples proyectos y en muchos niveles, aunque sean pequeños, porque el Sistema de Evaluación Ambiental está más comprometido en aprobar los proyectos que evaluarlos bien, a favor del medio ambiente y las personas.

Eso es importante, el repudio de la participación ciudadana no es especial de este caso, es una falla del sistema que nosotros estamos tratando de hacer notar y ojala solucionar”.

Producción: Constanza Dougnac y Ariel Martínez.

#PUNTOLEGAL Hacen presentación ante Tribunal Ambiental para invalidar permisos de construcción otorgados al Centro Walmart en #SanBernardo

About the author

Luis Felipe Caneo

Luis Felipe Caneo