Mundo

#MUNDO Proyecto sostenible de cooperación internacional busca generar la inclusión socioeconómica de los recicladores de base

EPA news
Written by EPA news

7 de Junio 2019

La Red Latinoamericana y del Caribe de Recicladores (Red Lacre), la fundación chilena Casa de la Paz y la empresa española Roots for Sustainability (R4S) iniciaron el pasado 6 de mayo un nuevo proyecto de apoyo a los recicladores latinoamericanos.

Con 12 meses previstos para su implementación, el trabajo se centrará en el levantamiento, sistematización y difusión de información para una efectiva incorporación sostenible de los y las recicladoras de la región del Cono Sur a los cambios que el mercado de la recuperación y reciclado de materiales está experimentando especialmente en el nivel municipal. El proyecto transcurre en el marco de cooperación del Fondo Mixto Chile-España, constituido entre la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID).

Según el Fondo Multilateral de Inversiones del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo, “en América Latina y el Caribe se estima que 1 millón y medio de personas viven de recolectar y vender residuos, la mayoría en condiciones de extrema vulnerabilidad. Estas personas llevan adelante una labor de sumo valor para la sociedad y el medio ambiente, pero sufren de marcada exclusión económica y social”. Para hacer frente a esta situación, unas veces de modo espontáneo y otras apoyados por instituciones y ONGs, los recicladores optaron por asociarse para conformar un frente común, tanto a nivel local como nacional y posteriormente internacional, de ahí surge, por ejemplo, la Red Lacre, integrada por asociaciones de recicladores de 17 países.

Por otro lado, la tendencia legislativa otorga a los municipios la responsabilidad de la gestión de los residuos sólidos urbanos (RSU) que generan sus ciudadanos. Así, se han empezado a implementar sistemas de recolección segregada de materiales en diversas ciudades y, para ello, numerosos municipios del Cono Sur se han apoyado en “recicladores informales”. Éstos ya venían jugando un papel en la gestión de RSU a través de procesos de “formalización”, tanto con el apoyo directo de los gobiernos municipales, como aprovechando procesos impulsados por organizaciones terceras, existiendo diferentes mecanismos de inclusión social de los recicladores, como su incorporación directa a los sistemas municipales, la creación de licitaciones generales o específicas para los recicladores, o incluso desarrollando iniciativas individuales de los propios recicladores, como respuesta a requerimientos del mercado.

Aun así, muchas veces se percibe la relación entre unos y otros como un foco de tensión más que como una posibilidad de colaboración. En la actualidad, las asociaciones de recicladores, en general, no tienen un elevado nivel de interacción con los municipios. Ello puede generar disconformidades, en especial en lo referente al acceso a los materiales reciclables por parte de los recicladores, dada la tendencia a la tercerización de los servicios de recolección de residuos sólidos urbanos.

Para buscar soluciones a este problema se ha puesto en marcha un proyecto que analizará la situación real de los recicladores y las recicladoras y sus organizaciones.

Los municipios también tomarán parte, puesto que sus políticas respecto de la inclusión de los recicladores pueden realmente determinar la sostenibilidad de sus asociaciones y la posibilidad de que se desarrollen otras nuevas. El análisis tendrá un foco especial de atención en las mujeres y los jóvenes en las tareas de reciclaje y en su papel en los órganos directivos de las asociaciones.

Además del análisis, identificación y sistematización de las políticas inclusivas con mejores resultados, el proyecto desarrollará un seminario local en cada país y un seminario final internacional, en los que se pondrán en común las necesidades y las oportunidades que puedan contribuir en mejorar la situación de los recicladores y su inserción socioeconómica en las ciudades del futuro. Así, con su trabajo unos estarán aportando para mejorar la salubridad de las urbes y otros a la posibilidad de establecer políticas activas de apoyo a las necesidades de este grupo humano.

Los participantes de este proyecto son:

-AGCID: La Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID) es un servicio público chileno, creado en el año 1990, descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio. Su función es captar, proporcionar y administrar recursos de cooperación internacional, a través de la articulación de las ofertas y demandas de cooperación internacional, así como de la difusión de oportunidades de formación y perfeccionamiento de recursos humanos en el exterior. La AGCID encabeza y articula el Sistema Nacional de Cooperación Internacional de Chile, coordina la cooperación que entrega Chile a países de igual o menor desarrollo y articula oportunidades de cooperación en favor de Chile para superar áreas definidas como prioritarias y deficitarias del desarrollo nacional.

-AECID Montevideo: La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) es el principal órgano de gestión de la Cooperación Española, orientada a la lucha contra la pobreza y al desarrollo humano sostenible, con presencia en África, Asia, Centroamérica y el Cono Sur. La Agencia nace para fomentar el pleno ejercicio del desarrollo, concebido como derecho humano fundamental, siendo la lucha contra la pobreza parte del proceso de construcción de este derecho. Para ello sigue las directrices del V Plan Director de la Cooperación Española, con atención a los elementos transversales de la Cooperación Española: el enfoque basado en los derechos humanos y las libertades fundamentales, la perspectiva de género, la calidad medioambiental y el respeto a la diversidad cultural, en consonancia con la nueva Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

-Fundación Casa de la Paz es una organización de interés público sin fines de lucro con más de 35 años de experiencia contribuyendo a la resolución de desafíos socioambientales en Chile, educando y articulando acuerdos entre comunidades, empresas y gobierno para un desarrollo sustentable. El diseño y gestión de los procesos de participación ciudadana son de alto estándar para que las decisiones que afectan a los ecosistemas, sus servicios y a la calidad de vida de las personas, sean proyectadas y generadas con un poder compartido equitativamente. La propuesta de valor de Casa de la Paz es generar “participación transformadora de los actores y sus relaciones para un desarrollo sustentable”.

-Red Latinoamericana y del Caribe de Recicladores (Red Lacre) surge el año 2003 como una iniciativa de movimientos nacionales y otras organizaciones de recicladores de base en el continente. Busca incidir en las agendas regionales de inclusión de recicladores y dinamizar procesos nacionales de inclusión de recicladores, apoyando a los movimientos nacionales, en alianzas y plataformas multisectoriales. Hoy conforman la Red 10 movimientos nacionales de recicladores en Sudamérica, Centroamérica y el Caribe, y 8 organizaciones que, sin ser movimientos nacionales, impulsan procesos de organización nacional de recicladores.

-Roots for Sustainability (R4S): R4S evalúa y ejecuta proyectos empresariales innovadores con impacto social y ambiental positivo. En los últimos años, se ha especializado en el desarrollo de proyectos de reciclaje inclusivo, particularmente en América Latina, cubriendo de forma íntegra todo su ciclo de vida y desarrollando soluciones que hacen posible la integración de los recicladores de base en los sistemas municipales de gestión de residuos urbanos.

About the author

EPA news

EPA news