Mundo

#MUNDO Botánico francés asegura que las plantas son más inteligentes que los seres humanos

Gianitza Cortés
Written by Gianitza Cortés

19 de Enero 2020 

A fines del año pasado, en el marco de la celebración de los 20 años del Jardín botánico de Barcelona, el experto en arquitectura de los árboles, Francis Hallé, se refirió a las asombrosas capacidades del mundo vegetal.

La mayoría de las personas podrían creer que las plantas no piensan porque no poseen cerebro, a lo que el investigador rebatió : “tampoco tienen pulmones y respiran. No tienen ojos pero pueden ver la luz. No tienen tubo digestivo pero se alimentan. Que la inteligencia necesita de un cerebro es lo que sale en el diccionario. Pero ¿quién lo ha escrito? Un ser humano, que ha definido la inteligencia a su imagen y semejanza”, explicó.

Asimismo al ser consultado por algún ejemplo de la inteligencia vegetal, Hallé respondió :”un bosque mediterráneo se puede quemar completamente y sin embargo los cipreses se quedan verdes. Cuando el fuego se aproxima a un ciprés y este alcanza los 60 grados, el árbol expulsa hacia la atmósfera en forma de gas las sustancias inflamables que contiene en su organismo. Cuando llega el fuego, no hay nada que quemar. Pero lo más interesante es que esas sustancias llegan con el viento hasta otros cipreses que están lejos. Cuando los alcanzan, estos hacen lo mismo, mucho antes que llegue el fuego. La comunicación entre árboles es la primera piedra de la inteligencia vegetal”, precisó al respecto.

Y continuó : “hay un experimento británico con una planta trepadora, la pasiflora joven, puesta al lado de un palo. La planta saca un zarcillo para agarrarse del palo, pero antes de que lo alcance, los científicos mueven el palo cinco centímetros a la derecha. Entonces la planta saca otro zarcillo hacia la nueva posición del palo. Antes de que lo alcance, los científicos vuelven a mover el palo cinco centímetros a la derecha. Tras repetir eso cuatro veces, la planta ya saca el zarcillo orientado cinco centímetros más a la derecha de la posición del palo. No sabemos cómo, pero tiene capacidad de anticipar”, reflexionó.

Para el científico, los humanos son excelentes técnicamente, pero producen una degradación del medio ambiente, en cambio las plantas lo mejoran. Las raíces producen todo lo necesario para sustentar una fauna enorme y fertilizan la tierra. “Nosotros llenamos el suelo de sustancias químicas y se vuelve un desierto”, concluyó.

Francis Hallé es profesor emérito de la Universidad de Montpellier y es conocido por la primera expedición “Radeau des cimes”, que inició con un globo aerostato en 1986.

About the author

Gianitza Cortés

Gianitza Cortés