Otros Salud Zona perros

#SALUD El bienestar y los cuidados que necesitan los perros

Gonzalo Oemick
Written by Gonzalo Oemick

El perro ha estado al lado del hombre desde 14000 años, siendo domesticado a partir del lobo y hasta la actualidad nos acompaña como “el mejor amigo de mujeres y hombres”.  Un creciente interés por querer darle los mejores cuidados a nuestras mascotas es que nos llevan a hablar del bienestar de los perros

¿Pero que es el bienestar de un animal? El bienestar es el estado en el que se encuentra un animal en relación a sus intentos por enfrentarse al medio ambiente. Esto contempla aspectos físicos, psicológicos y de comportamiento del perro. El bienestar siempre está presente y puede ser considerado bueno o malo según la respuesta del animal al enfrentarse al medio ambiente. Por ejemplo, un perro que se encuentra jugando en un parque, donde puede jugar, correr, olfatear e interactuar con otros perros y personas podríamos decir que tiene un buen bienestar, mientras que un perro que se encuentra herido o cojo no podrá hacer todas las acciones que mencionamos, por lo que podríamos decir que su bienestar es malo o se encuentra empobrecido. Otra definición más sencilla de bienestar es que un animal debiese encontrarse apto y feliz.

En 1993, dado que comenzó una demanda más exigente en cuanto a tratos humanitarios con los animales, el Consejo de Bienestar para Animales de Granja del Reino Unido (Farm Animal Welfare Council)  determinó que todos los animales poseen 5 libertades, esenciales para otorgarles un trato ético a todos los animales. Estas son las siguientes:

-Libres del hambre y la sed: Lo recomendable en un perro adulto es darle alimento 2 vperro y señoreces al día y a los cachorros 3. Los cachorros deben comer más veces y un alimento con una mayor concentración de proteínas y grasas que los adultos, ya que se encuentran en desarrollo, pero la mayoría de los alimentos comerciales suplen las necesidades nutricionales para las distintas etapas de nuestras mascotas. El agua debe ser limpia, fresca y se debe encontrar siempre disponible para nuestras mascotas.

-Libres de incomodidades: Al igual que el hombre, los perros necesitan una casa donde vivir, que los pueda proteger del frío de la noche y de climas hostiles, que cuente con una cama confortable y un espacio acorde a su tamaño para que pueda pasar la mayor parte del día. Esto último, puede ser compensado con un espacio pequeño pero entretenido, donde el animal pueda encontrar desafíos a diario y no pasar la mayor parte del día extrañando a sus propietarios.

-Libres de miedo y distrés: el miedo es una emoción que limita el actuar del individuo, por ende debe ser evitado a toda costa en nuestras mascotas. Muchas acciones a diario pueden generar miedo en los perros, como por ejemplo, un paseo en auto, pasar la aspiradora, los fuegos artificiales, entre otros. Es importperro y niñoante enseñarles poco a poco a perder esos temores felicitándolos y recompensándolos cariñosamente cada vez que lo haga, de esta manera fortalecemos más nuestros lazos con nuestras mascotas. Por otra parte, el estrés es una respuesta natural del organismo frente a una hormona responsable de muchas funciones llamada “cortisol”. El cortisol puede regular funciones básicas como despertarnos, movernos y entregarle energía a todo el cuerpo, pero cuando un animal se encuentra constantemente expuesto a estímulos nocivos o desagradables el cortisol aumenta su secreción sobre sus niveles y ritmos normales, llevando a un estado de estrés perjudicial llamado distrés. Un animal con distrés tendrá un sistema inmune debilitado y anímicamente estará nervioso o incluso a la defensiva, siendo más susceptible a enfermedades o a malos tratos.

-Libres de expresar su comportamiento natural: todos los animales tienen una serie de comportamientos específicos de su especie y los perros no son la excepción. Los perros son animales sociales y son los únicos animales que reconocen al ser humano como especie hermana. El perro debe aprender a compartir con otros de su especie y con otros seres humanos, para desarrollarse sanamente. Otro comportamiento es el de juego, ya que es un comportamiento que el perro puede aprender cuando cachorro y luego repetirlo toda su vida si se le estimula, además de que es una buena manera de pasar el tiempo con nuestras mascotas. Un adiestramiento básico nos puede ayudar a que el perro desarrolle comportamientos deseados y sanos para su vida. El comportamiento reproductivo es aconsejable siempre y cuando el propietario desea dedicarse a la reproducción canina y tenga la suficiente experiencia para hacerlo, ya que tener perros y perras sin castrar sólo traerá problemas y comportamientos indeseados, como el de marcaje (levantar la pata) en los machos, ya que tiene como fin marcar territorio en señal de dominancia y “avisarle” a las hembras que hay un macho listo y dispuesto cerca.

-Libres de dolor, injurias y enfermedades: la prevención es clave en este punto. Se aconseja llevar al veterinario a nuestro perro apenas es adoptado, ya que de esa manera nos pueden ayudar a saber cosas como la raza, edad, el sexo y algo muy importante, el estado de salud de nuestras mascotas. Se recomienda colocar 3 dosis de la vacuna polivalente (séxtuple u óctuple) y 2 dosis de la vacuna antirrábica antes del año de edad, para luego revacunar anualmente con ambas. Las desparasitaciones se realizan a contar de los 15 días de edad, siendo repetidas 3 veces cada 15 días (día 15, 30 y 45 de edad), para desparasitar internamente cada 3 meses. En perros adultos es recomendable un chequeo anual para verificar su estado de salud.

Es posible que si tenemos mascotas nos hagan pasar más de algún susto. Animales que experimentan paros cardiorrespiratorios, heridas sangrantes, politraumatizados o fracturados, envenenados, deshidratados picados por insectos, entre otros, son candidatos a necesitar primeros auxilios (PA).

También podemos identificar un animal que necesita asistencia médica si presentan vomitos o diarrea (sobre todo en cachorros ya que puede ser parvovirus), dificultad para respirar, desorientación y miedo, convulsiones o inconciencia.

Sea cual sea el motivo, debemos tener claridad de que hacer en el caso de enfrentarnos a un caso de estos:

  • Lo más importante es MANTENER LA CALMA.
  • Luego, se debe VERIFICAR EL ESTADO DE CONCIENCIA DEL ANIMAL. Verificar si responde a sonidos, su nombre o al tocarlo.
  • Es necesario IDENTIFICAR EL PROBLEMA saber que hacer
  • En caso de que existan heridas abiertas se debe DETENER LOS SANGRADOS E INMOVILIZAR LAS FRACTURAS, para evitar que el animal se siga haciendo daño.
  • Por último se debe CONTACTAR Y TRASLADAR HASTA EL CENTRO DE SALUD VETERINARIO MÁS CERCANO para obtener la orientación de un profesional.

Referencias:

*Manual de maniobras útiles en medicina de urgencias, José María Carrillo Poveda, Ed. Intermédica.

*Blackwell’s Five-minute veterinary consult: canine and feline, Larry P.Tiley & Francis W.K. Smith. Jr., 4th Ed Blackwell Publishing.

About the author

Gonzalo Oemick

Gonzalo Oemick

Médico Veterinario de la Universidad Austral de Chile. Asesor Veterinario de EPA.