Otros Región Metropolitana Tendencias

#TENDENCIAS El día después del rescate de los 11 felinos desde un departamento de Santiago Centro

Luis Felipe Caneo

Hace diez días fueron rescatados, desde un departamento en pleno Santiago Centro, 11 gatitos que vivían en en condiciones de hacinamiento, riesgo físico, y carencia de lo básico, principalmente higiene. El rescate fue realizado por la Fundación Felinnos en conjunto con el Departamento de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Santiago.

Durante este período los felinos han estado bajo los cuidados de la Fundación Felinnos, que ha trabajado  por la recuperación de los animales. Cabe señalar que las edades de los gatos rescatados corresponden a la de felinos adolescentes y adultos jóvenes, registrándose 4 machos y 7 hembras: posiblemente varios de ellos relacionados vía consanguínea, aunque no todos.

Panorámica donde aparecen parte de los gatitos rescatados

“El caso es tal vez, en lo que a gatos involucrados se refiere el más brutal por las pobres condiciones en las cuales se encontraban, que me ha tocado conocer. Después de las diligencias realizadas , en las cuales se consiguió que el tenedor de estos gatos los entregara voluntariamente a cuidado de la Fundación, para mi era ciertamente muy claro que ellos no podían ir a hogares temporales, al menos en lo inmediato ni en el corto plazo pues, a pesar de haber tenido que vivir en una situación tan precaria, el mero rescate también les iba a significar un grado de estrés no menor , por lo que el tener el soporte de sus pares gatos les iba a servir de tremenda ayuda para su proceso de rehabilitación. No solo bastaba con sacarlos de ahí, había que proporcionarles apoyo de todo tipo, y gran parte de este apoyo provenía sin duda de sus propia familia felina, aun incluso si se trataba  de animales que hubieran pasado por la misma situación traumática”, explica Verónica Basterrica, Directora de la Fundación Felinnos, en conversación con EPA news.

Los gatos rescatados fueron ubicados en dependencias de la Fundación Felinnos, donde se les separó en dos grupos: uno de 7 y otro de 4 integrantes, que son cerradas y seguras. “Hubiera sido un error ubicarlos en un espacio demasiado grande o abierto, ellos deben empezar de a poco a este proceso, siendo la primera etapa tener un espacio reducido pero seguro y apto, agua fresca disponible y alimento de libre disposición, además de cajas de arena. Luego de esto serán trasladados a un espacio con acceso al exterior, pero cerrado”, señala al respecto Basterrica.

El norte de todo lo anterior es que los gatos rescatados le pierdan el temor a los humanos, de forma paulatina.

“A diferencia de una re ubicación de gatos ferales , acá es importante que ellos pierdan el temor a las personas, por lo que se les habla, se les hace cariño en la medida que se vea que no los perturba y por períodos cortos, sin forzarlos al contacto ni nada por el estilo. Cuentan con espacios donde pueden esconderse si así lo desean , camas, repisas , etc. En un caso de gatos ferales esto no se hace, al contrario, se trata de perturbarlos lo menos posible y, sabiendo que ellos rehuyen de las personas pero por su condición  es mejor no abrumarlos intentando una aproximación. Cuando yo ingreso a un recinto con gatos ferales cerrado, no hablo y trato de hacer el menor ruido posible, no hay ánimo ahí de socializar, si no de respetar y no perturbarlos o asustarlos de más”, puntualiza Verónica Basterrica.

Al igual que suceden con las personas, el impacto de  lo vivido varía dentro de los gatos del grupo rescatado. “Los  gatos no vocalizan, ninguno , pero a pesar que yo pensaba que dado su nivel de trauma este iba a ser un proceso muy largo al menos han habido avances en este corto tiempo:  por ejemplo ayer una de las hembras empezó a ronronear y buscar cariño, se me subió a las piernas y regaloneó un rato largo, lo cual me pone muy contenta. Seguramente habrán otros a los que les tome más tiempo, pero no hay apuro de ningún tipo “, señala al respecto la representante de la Fundación Felinnos.

Si bien la meta es que cada uno de los gatos rescatados pueda encontrar una familia y un hogar responsable, en algunos casos no será posible dicho anhelo. “La idea es que la mayoría encuentre un hogar apropiado, pero tengo claro que algunos no serán adoptables o incluso siéndolos no tendrán opción de ello pues la gente , mucha, tienen reparos en adoptar gatos adultos y tienen memoria frágil y olvidan los casos con mucha rapidez, ojalá estos chiquillos tengan la opción de una vida bella y mágica después de lo que vivieron”, agrega Verónica Basterrica.

Uno de los rescatados durmiendo tiernamente

A lo largo de este tiempo, los gatos han sido atendidos por un equipo veterinario de excelencia que los han evaluado bajo una perspectiva clínica y etológica. Bajo este contexto, los felinos cuentan con una terapia de Flores de Bach que han sido preparadas especialmente para ellos.

Si desea ayudar económicamente en esta historia, lo puede hacer a través de depósito y/o trasferencia en la Cuenta vista/Chequera electrónica de Banco Estado: 372-7-018548-8, a nombre de Fundación Felinnos, Rut: 65.077.306-3 y el email de confirmación es  contacto@felinnos.cl. Cabe señalar que todos los aportes recibidos serán informados.

Una historia con un principio triste pero que tendrá un final feliz, sin lugar a dudas.

Si desea ver más imágenes de esta historia de rescate, haga clic aquí.

Producción: Carolina Arévalo.

About the author

Luis Felipe Caneo

Luis Felipe Caneo