Denuncias Ciudadanas Notas Regionales Región Metropolitana

#SANTIAGO Denuncian envenenamiento de aves en plaza de Nuñoa

Luis Felipe Caneo

Lo que prometía ser una tranquila y placentera tarde, se convirtió en un momento de tristeza y preocupación para Carolina Arevalo, educadora canina. Más de una docena de aves (palomas, zorzales y codornices) fueron envenenadas en la Plaza situada en la intersección de las calles de Simón Bolívar/Holanda/Regina Pacis, comuna de Nuñoa. Todo esto a una cuadra del Campus Oriente de la PUC.

De acuerdo a los antecedentes que pudo recopilar en el lugar Carolina, una señora llegó al lugar y esparció migas en el sector: en minutos, arribaron las aves a la plaza. Mientras la mujer se retiraba del lugar, los animales comenzaron a tambalearse y a tratar de devolver lo comido, cayendo desplomadas luego de un rato. La Araucaria, ubicada en el medio del área, se convirtió en mudo testigo de la muerte de las aves.

Preocupada por la situación, Arevalo llamó rápidamente a Carabineros para denunciar lo acaecido. También se contactó con Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Nuñoa, quienes acudieron al lugar y conjuntamente con personal de aseo de la comuna procedieron a retirar a las aves de la plaza.

Con el fin de que los responsables del envenenamiento respondan ante la justicia y, al mismo tiempo, evitar el sufrimiento de otros animales y niños Arevalo presentó una denuncia ante la BIDEMA de la PDI el pasado 16 de Septiembre. “Quise llegar  con la denuncia a la Brigada de Medio Ambiente de la PDI,  que es la institución que ve este tipo de denuncias. Incluso guardé las migas que quedaron y un ave para ver si se puede dilucidar que se usó para asesinarlas”, señalo la denunciante.

Cabe señalar que dos serían los delitos en el caso denunciado por Carolina Arévalo, por un lado envenenamiento y por el otro maltrato animal. En cuanto al primero, “el envenenamiento está estipulado en el artículo 291 del Código Penal, que no sólo protege a los animales, sino que a las personas y al medio ambiente en general. Por ello la pena aparejada es mayor, porque si el autor deja un ceno envenenado en el medio ambiente, puede dañar animales, áreas y hasta personas”, explica la abogada experta en derecho animal  Carolina Leiva. Por su parte, el maltrato animal estaría presente por el daño hacia los animales al proporcionarles elementos dañinos para su bienestar y los cuales, finalmente, le provocaron la muerte.

Una historia de maltrato animal que, en definitiva, recién está escribiendo sus primeras líneas.

About the author

Luis Felipe Caneo

Luis Felipe Caneo