Comportamiento Animal Gatos Perros

#AÑONUEVO Las claves para cuidar a nuestros animales de los Fuegos Artificiales

Luis Felipe Caneo

Las celebraciones de Año Nuevo ya se acercan y con ello junto a los abrazos y deseos de buenas vibras para el próximo año, los Fuegos Artificiales inundan el ambiente. Un momento inolvidable para muchos seres humanos, pero no en el caso de nuestros animales y donde la clave es tomar una serie de precauciones para evitar que estos instantes sean una experiencia traumatica para nuestros hermanos menores.

“La mayoría de las mascotas son intolerantes a los ruidos fuertes, y en este caso al ruido de los fuegos artificiales. Si entre los 3 a los 6 meses, ellos nunca escucharon un petardo, el ruido para ellos es muy fuerte, dado que su frecuencia auditiva es mucho mayor que la de nosotros. Es así como en ellos es 50 veces más fuerte, por lo tanto los altera y estresa demasiado. Pueden salir arrancando por el miedo y luego no saber regresar a su casa”, explica Patricio Moreno, Médico Veterinario del  Laboratorio Drag Pharma.

De acuerdo a los expertos, los animales más afectados en este tipo de situaciones son los perros que los gatos: esto, pues éstos últimos generalmente se esconden en un lugar que le de confort y tranquilidad a diferencia de los perros que tienden a arrancar.

Los fuegos artificiales producen estrés a los animales dado a los sonidos intensos asociados a este tipo de celebraciones. Al respecto, María José Castro, médico veterinario de Mascotas Online, señala: “Las celebraciones, y especialmente los fuegos artificiales les provocan miedo y un alto nivel de estrés. Este temor se explica por su alta sensibilidad ante estímulos sonoros intensos. La capacidad auditiva de los perros (60.000 ciclos por segundo) se diferencia de la del humano (20.000 ciclos por segundo) por su gran capacidad para captar sonidos a altas frecuencias. Pueden captar grandes densidades de ondas por segundo, gracias a lo cual perciben sonidos que para el hombre son imperceptibles”,indica la especialista en declaraciones a latercera.com.

Según los especialistas, los síntomas de estrés en el animal por este tipo de situaciones pueden ser: palpitaciones, taquicardia y jadeos (especialmente en gatos); salivación excesiva, náuseas, aullidos y maullidos incontrolados; destrucción de puertas o muebles cercanos, necesidad de escape y miedo y/0 agresividad

Frente a este panorama, las recomendaciones de los expertos son:

1. Una de las opciones es darle tranquilizantes al animal, como el Pacifor que lo venden en farmacias. El pacifor genera en el animal sedación y relajación muscular del animal. Se le da a los animales 30 minutos antes de los Fuegos Artificiales y la cantidad depende del peso del animal. El Paz Fet es otro de los tranquilizantes disponibles, el cual se le da una semana antes de los Fuegos a los animales.

2. Aislar a los animales en una pieza o ambiente tranquilo, durante los Fuegos Artificiales, es otra de las alternativas que se pueden hacer en estas fechas. “Eso puede ser bastante efectivo, incluso existen cd’s con música especial para calmar animales, eso hace que el perro baje revoluciones y se sienta acompañado. Ahora, si el dueño puede estar con el animal es mucho mejor, porque se va a sentir respaldado, acompañado y relajado”, comenta Sylvia Arrau, médico veterinario de la Universidad del Pacífico. 

3. La medicina alternativa es otra de las alternativas, como puede ser las Flores de Bach, Reiki y Aromaterapia.

4. Siempre se debe tener a nuestros animales con una placa identificadora, en caso de que se pierda durante la noche de Año Nuevo. Ésta  debe contener el nombre del animal y un número de contacto.

5. Si los perros están asustados, no es recomendable intervenir pues eso refuerza su conducta. Solamente se debe prever que se lastimen en esos momentos y esperar que el animal encuentre su zona de confort.

6. En el caso de los gatos, éstos tienen una mayor tolerancia a los ruidos fuertes como es los Fuegos Artificiales y, en consecuencia, lo ideal es que durante la noche de Año Nuevo puede tener una zona de tranquilidad donde cuente con un rascador, por ejemplo.

7. No llevar a los animales en lugares donde se aglomeran personas, como la Torre Entel en Santiago, pues eso le causa estrés al animal.

La invitación es a que disfrutemos de la Noche Nuevo humanos y animales.

About the author

Luis Felipe Caneo

Luis Felipe Caneo