Comportamiento Animal Perros

Andrés Vera y la Psicología Canina: ” Debemos ser enérgico con nuestros perros pero sin ejercer ningún tipo de violencia.

Luis Felipe Caneo

Generalmente cuando pensamos o hablamos sobre la psicología, asociamos esta disciplina a los seres humanos y los dilemas de la vida actual. Sin embargo, durante los últimos años la disciplina se ha abierto a nuevas temáticas como el caso de los animales. Es así como nos encontramos con la llamada Psicología Canina, disciplina cuyo fin es comprender y estudiar el comportamiento canino y las vías de solucionar las problemáticas de comportamiento que se presenten.

Bajo este contexto y con el fin de conocer mayores detalles de la Psicología Canina y los problemás caninos más recurrentes presentados por los perros, conversamos con Andrés Vera, psicologo experto en comportamiento canino de Psicocan Chile.

La psicología canina y sus dilemas

-La gran interrogante que surge cuando hablamos estos temas es entender ¿que es la psicología canina?, ¿ de dónde viene?

La psicología canina, si bien acá en Chile es desconocida, trata los procesos mentales, así lo dice su definición en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, es la ciencia que estudia los procesos mentales en personas y animales, y dentro de los animales, claramente está catalogado el perro. Ahora muchos también le han dado otro tipo de definición, y es que busca saber, que es lo que le pasa, lo que le pasa al sujeto –en éste caso al perro- y ver un tipo de tratamiento, buscar algún tipo de explicación, buscar algún tipo de rehabilitación. En ése sentido, y muchas personas también me preguntan, si acaso yo soy etólogo, o muchas personas buscan un etólogo, porque como te digo acá en Chile no hay muchos psicólogos que se dediquen a la psicología de perros.

Pero fíjate que la etología, que muchos creen contrariamente que es la que va a encontrar la solución y va a poder hacer un tratamiento a los problemas conductuales o a los problemas psicológicos que pueda tener un perro. La etología es una rama de la psicología, es una rama, y la etología lo que estudia, si bien es parte del comportamiento, lo estudia en su estado natural, es decir, estudia la naturaleza, en éste caso la etología canina estudia la naturaleza de los perros. Por lo tanto la etología, y si nos enfocamos en éstas dos disciplinas, es un complemento a la psicología. Por una parte con la ayuda de la etología hacemos éste análisis puntual, vemos si el perro esta naturalmente con sus instintos bien puestos, por decirlo de alguna forma, si está actuando como naturalmente debería actuar. Y luego podemos actuar y resolver estos problemas conductuales. Ahora la etología si bien la estudian profesionales del el área de la biología, hoy día tampoco hay tanto requisito para alguien que pueda o que quiera hacer ya sea un magister o un diplomado en etología, lo podría hacer cualquier profesional de cualquier área. Pero la etología así como te decía que era una rama de la psicología, también lo es de la biología, y por lo general la estudian los médicos veterinarios, pero un médico veterinario, al igual que en las personas, el médico que se especializa en psiquiatría, trabaja por lo general con fármacos y tiene todas las competencias para hacerlo.

Pero en el área de intervención de los procesos mentales, somos los psicólogos los más indicados para hacerlos. En el caso de que algún perro tenga alguna patología, algún trastorno, ya eso involucra un proceso psicológico en el cual el psicólogo es el más indicado para poder llevar a cabo una terapia o una rehabilitación.

El liderazgo asertivo

-En este contexto,  uno de los principales dilemas en la relación humano-perro,  es lo que podríamos llamar “liderazgo” del humano respecto a los perros, no en el sentido de liderazgo dictador del perro, sino como líder de la manada. ¿De qué manera se puede lograr eso?

Sí está muy bien dicho, éste liderazgo, y tu bien sabrás que el líder no es el que impone, pero eso también al nivel de humano. Si bien hay un liderazgo definido a nivel de humanos, el perro lo ve de manera difperros liderazgoerente.

 El perro no cree en la democracia, el perro es más bien quien toma el liderazgo, estamos hablando de una manada de perros, el que toma el liderazgo es el más fuerte. Eso lo miden más bien por presencia, el líder en una manada de perros, por lo general, es el más tranquilo, el que mentalmente es más estable. Es decir, un perro líder, no necesita estar peleando por su liderato, solamente él llega, y los demás lo reconocen como un líder. Así mismo si nosotros queremos emular esta situación, debemos hacerlo de la misma forma, debemos ser lo más estable mentalmente. Es decir que los humanos somos los únicos que tenemos líderes inestables. En el reino animal no sucede así, el líder es el más estable, a nosotros no nos pasa, entonces muchas veces no queremos liderar, sino que queremos dominar, y confundimos éste liderazgo con la dominancia, y donde se ven los perros inestables, en –por ejemplo- la territorialidad, y en ésta dominancia que muchas veces los perros líderes aplacan un poco cuando se ven ante un perro dominante o perro territorial.

-En este sentido hablando de liderazgo, como líder de la manada de parte de los humanos respecto a los perros, ¿ podrías dar un par de tips que permitan llegar a esa realidad de ser el líder de la manada?

Como te decía, esta tranquilidad que uno siempre debe tener con los perros, uno debe ser enérgico pero sin ejercer ningún tipo de violencia. El liderazgo siempre que ejerzamos liderazgo con nuestros perros, siempre le vamos a hablar con energía, la orden tiene que ser dada con energía. Las voces más bien suaves, cuando un perro no es un seguidor sino que quiere hacer dominancia, no las toma en cuenta, las ordenes deben ser dadas siempre de manera seria, de lo contrario el perro nunca nos va a tomar en serio ante lo que hagamos.

No frustrarnos cuando el perro no nos haga caso, sino que  repetir una y otra vez y no darnos por vencidos. Si iniciamos un ejercicio con el perro –el que sea- en el cual le queramos enseñar algo, no nos podemos dar por vencidos a la mitad, de lo contrario el perro va a tomar eso como ganador, es decir, el perro va a ganar y el va a pensar que va a ganar siempre. Para ser un buen líder, debe partir con la educación, y la educación parte con el primer día que el perro llegue a mi casa. Si yo adquiero un perro por las distintas formas que hay de adquirir un perro, ya sea adoptándolo o que alguien lo compre, llega el perro a su casa y dejar inmediatamente en claro cuáles van a ser las reglas de la casa. Pero no solamente háganle reglas sino también hágalo cumplir, eso también es importante, con respeto sea un buen líder, no le grite a su perro, no le pegue no haga nada que no corresponda, sino que solamente sea estable psicológicamente. Los perros o las manadas –como sabrán algunos- son grupos de animales, de diferentes animales, entonces el perro que es un animal de manadas, puede incluir en su manada a todo el grupo familiar, sea humano, sea gato, puede incluir en su manada a aves que puedan haber, si hay pollitos, si hay gansos, si hay patos, el perro los va a incluir en su manada. Entonces para que no haya confusión de quien lidera ésta manada es que es usted con su grupo familiar humano, quienes deben liderar este grupo.

Las relaciones entre perros

-En éste contexto,¿cómo podemos introducir exitosamente a un can a un lugar donde ya hay más perros?

Lo más importante en el caso de que uno vaya a adquirir un perro, o a llevar un perro nuevo a su casa y ya tiene uno, es fijarse en el que ya uno tiene. Si es agresivo con otros perros, si es un perro poteperros lenguaje corporalncialmente peligroso, si es juguetón, lo primero es fijarse en nuestro perro, y luego en el perro que vamos a llevar. Si los vamos a llevar a nuestra casa a este nuevo miembro de la familia, lo primordial, como los perros son territoriales en términos generales, llévelos a un lugar neutro donde se puedan conocer donde usted los presente. Lo mejor para presentar a un perro es que se huelan los traseros que es donde tienen su material sexual, por donde ellos se conoces, por eso es que se huelen, y si, verificamos que uno de éstos es más territorial que otro, o es más dominante que otro, coloque primero al dominante, para que el otro perro menos dominante lo pueda oler, entonces así usted va a poder bajar un poco esa dominancia. Ocurre lo siguiente, normalmente ocurre lo siguiente, el que primero se dejaría oler es el seguidor, es decir, el que primero se dejaría oler es el menos dominante. Por eso es que usted, ya no de forma natural deja abierta un poquito esta situación.

-Uno de los temas que se abordó tangencialmente fue lo de la violencia en los perros, que algunos de ellos son más agresivos, que muchas veces violencia se confunde con actitudes defensivas ¿podemos hablar de eso?

Si bien genéticamente hay perros que traen información con respecto a agresividad, algún tipo de agresividad, lo social es lo que más influye, el factor social, es decir, como usted lo críe, si estuvo en un criadero, si estuvo en un refugio, etcétera, pero eso es lo más importante. Y lo otro que como decías tú, muchas veces esa agresividad se da por este factor que es el miedo; la frustración, la inseguridad. Entonces el perro normalmente tiene dos opciones, o enfrenta y ataca o corre, y por lo general esto se da cuando el perro tiene miedo.

La territorialidad canina

-Otro de los principales dilema que se observa en cuanto a los comportamientos de los perros en la territorialidad, ¿Por qué se genera esa territorialidad y como puede disminuir esa territorialidad para así evitar problemas?

Bueno el perro se vuelve territorial, parte de volverse territorial ya en nuestras casas como animal doméstico, es parte de su naturaleza, está en su instinto. Cuidar lo que son sus especies, cuidar su comida, cuidar su hueso, y de a poquito dentro de las casas, van teniendo otro tipo de objetos, por ejemplo hay personas que le cterritorialidadolocan peluches, otros que les dejan juguetes, la pelota de tenis en el patio, y las van haciendo propias, las van haciendo de ellos. Por eso es muy importante –como decíamos también – educar a nuestro perro desde que llega a la casa, llegue a los dos meses, tres meses, cuatro meses, o muchas veces en el destete temprano, que muchos se deshacen de los perritos al mes, darle los cuidados que apliquen en un perrito de esa edad, pero siempre educando. Hay que cuidar mucho de que los objetos no son del perro, los objetos son nuestros, y nosotros se los prestamos al perro, y eso hay que dejárselo en claro desde pequeño. El plato, el plato de la comida, por ejemplo al darle su alimento, de que ellos puedan darle su comida, esto va a producir de que el perro no se apropie del plato. Cuando termina de comer el perro retírele su plato, no se lo deje, porque si no le da la opción de que tome decisiones, de que se apropie del plato, y eso le genera territorialidad.

Los juguetes igual, si usted va a jugar con su perro, que sea un juego dirigido, el juego siempre tiene que ser dirigido, incentívelo desde muy pequeño, el juego como una forma de ejercicio, juegue diariamente con él, y tenga juguetes que sean interactivos, por ejemplos estos ´kong´ que venden, que son unos juguetes donde usted mete comida adentro y el perro tiene que trabajar por sacar esa comida. No juegue con su perro con elementos ansiógenos, como por ejemplo un láser, cuando usted juega con un láser, ya sea con un perro o con un gato, usted provoca o lo transforma en un componente ansiógeno, es decir, que le produce ansiedad a su perro.

Los paseos

-Al hablar de los problemas conductuales caninos y los lugares donde éstos se producen, el paseo es uno de los tópicos que se indican.  ¿ Que dicen los dueños?: cuando salen tiran mucho la correa, se pelean con otros perros, son bruscos con otros perros y también con las mismas personas que están en el lugar donde llevan a los perros, etcétera. Al final una instancia que tendría que significar un momento agradable tanto para el perro como para el ser humano, se convierte en un dolor de cabeza constante. ¿De qué manera se puede lograr de que el paseo sea un momento agradable?

Bueno volvemos a lo mismo y todo parte desde el mismo punto, desde el momento que nuestro perro coloca sus patas en nuestra casa. Es decir, el paseo debe comenzarlo desde muy pequeño, ustedes deben colocarle un arnés o un collar a su perro, pasealo  dos meses, tres meses, pasee a su perro. Bueno que es lo que va a pasar, el veterinario le va a decir que no saque a su perro de la casa, porque tiene que tener todas sus vperros paseoacunas, porque tiene que cuidarlo, perfecto. Pero usted puede pasear a su perro dentro de la casa, paséelo en el patio, si no tiene patio paséelo en el living, paséelo donde sea, pero paséelo. Que va a generar esto, que su perro se acostumbre a la correa, que se acostumbre a caminar a su lado, que se acostumbre a recibir órdenes, a estar tranquilo. El paseo, al igual que el juego, que sea en forma de ejercicio. Si usted va a pasear a su perro, el tiempo que sea –que lo ideal sería dos veces al día, ojalá 45 minutos por paseo- pero eso es lo ideal, no lo real. Entonces que el paseo sea en forma de ejercicio y que la mitad del paseo sea apegado a usted, y la otra mitad un poquito más distendido, donde pueda oler un poquito, levantar la pata en el caso de el macho, de caminatas diarias, como te decía.

El paseo debe comenzar y terminar dentro de la casa, desde el momento que usted le muestra el collar, no muestre usted ansiedad, sino el perro también va a estar ansioso, se nos va a tirar encima, nos va a rasguñar, nos va a morder las manos. Usted esté tranquilo y espere a que su perro se siente, que se calme, que se tranquilice y luego le pone su collar, le pone la correa y lo deja un ratito que se tranquilice. Luego lo hace detenerse antes de salir, que se siente antes de abrir la puerta, abra la puerta, retenga a su perro, dele orden de salida, y lo mismo en la reja, lo mismo en la vuelta, lo mismo cuando usted llegue al momento de cruzar la calle, que su perro se siente. Eso va a empezar a generar que su perro camine con tranquilidad, elija bien los elementos para el paseo, si lo voy a pasear con arnés, qué tipo de arnés, con collar, qué tipo de collar. Premie el buen comportamiento e ignore el malo, no sirve de nada que lo rete, porque eso es fiesta para el perro, por lo tanto se convierte en un estímulo, un estímulo que va a reforzar la conducta negativa, y hágalo con seguridad, eso es lo mejor.

-En los paseos , uno de los problemas que se presenta son  las posibles peleas con otros perros, si eso ocurre, ¿de qué manera puede uno actuar eficazmente, para uno, evitar primero que los perros se hieran en demasía, y segundo poder solucionar eso pronto y que no pase a mayores?

Bueno lo último que dije fue ´hágalo con seguridad´ y usted tiene que hacerlo con seguridad, si usted tiene seguridad, usted camina seguro por la calle, los perros no se le van a acercar, y si los perros le ladran, por ejemplo, aparecen dos perros de la nada de repente, y están a corta distancia, usted siente a su perro, dígale que se siente, colóquese frente a los perros que le están ladrando, y quédese tranquilo con una actitud serena y segura, los perros no se van a acercar, a menos que los perros estén adestrados para el ataque, los perros no van a atacar. Si no se acercan a una distancia considerable, si ya no lo hicieron, no lo van a hacer. Luego que los perros se retiren, y usted  continúe su camino, los perros se van a rendir, se van a cansar, en un par de minutos, y usted puede seguir su camino, nunca los enfrente con su otro perro porque pueden salir lastimados.

-En el caso de que uno lo soltó un rato en una plaza, y uno está mirando, está cerca,  y viene otro perro y se produce la pelea, ¿de qué modo tendría que actuar?

Hay varias técnicas para la separación de los perros, va a depender también en quien ataque al otro, quien tenga agarrado al otro, pero ahí hay que actuar ya con un poquito más de sangre fría, y tratar de tomar al perro que esté agrediendo en un lugar que a nosotros tampoco nos muerda, para que suelte, puede ser de la cola o de las patas traseras, pero siempre hay que tratar de mantener la calma. En el caso que usted tenga un perro pequeño y venga otro, y pueda notar que vaya a tener una actitud de ataque, no tome a su perro en brazo, porque eso va a generar que se convierta en una presa fácil, y el perro agresor se le va a tirar a usted, y también al perro que tomó en brazo. Lo mejor es sacar al perro de la visión del perro agresor y colocarse adelante en una actitud segura ante el otro perro y echarlo.

La Ansiedad por Separación

-Otro de los principales dilemas que se presentan en la relación humanos-perro es lo se denomina ansiedad por separación, muchas veces los perros se tienen que quedar solos en la casa porque la gente tiene que salir, ¿cómo actuar en esos casos calmadamente y que al final no se transforme en salir en un infierno, y en una molestia para el resto de los vecinos por los llantos del perro?

Los perros, si lo vemos desde el punto de vista psicológico, son concretos, si lo viéramos desde la psicología, o lo comparáramos tal vez con una personalidad, serían limítrofes, es decir, ellos viven el aquí yansiedad por separacion el ahora. Por lo tanto cuando usted sale de su casa, ellos no saben que usted va a trabajar, o que va al colegio, o que va al supermercado, sino que simplemente para el perro usted desaparece. Por lo tanto cuando no estamos en casa, muchas veces el perro hace sus necesidades adentro, hacen en cualquier lugar, en la alfombra, tiene conductas estereotipadas, que son conductas repetitivas, se lame mucho, se rasca, se muerde, hacen destrozos, lloran o gimen, pero lo más importante es que fuera de todo esto, nos puede hacer tira un par de zapatos, hacer tira una camisa, ensuciar la alfombra, el sillón, que son cosas que tienen un costo monetario que se puede recurar, pero lo más importante es que el perro sufre, y sufre mucho, porque como le decía desaparece la persona.

Entonces lo que hay que hacer en esos casos, cuando usted identifique la ansiedad por separación, de lo cual usted puede leer, puede buscar en internet información, es iniciar un proceso de des-sensibilización sistemática. El cuál consiste en dejar de hacer ciertas cosas que estoy haciendo en la casa y que son erradas, como por ejemplo despedirse del perro cuando yo me voy y saludarlo cuando llego. Esas son por ejemplo en la etología humana, eso sería costumbre de nosotros, de los humanos, pero no son costumbres de los perros. Es cosa que se fijen en un paradero de micro, cuando un perro se para de repente y se va, no mira para atrás y le dice al perro que se quedó “Lucho voy y vuelvo”, “Bobi nos vemos”, no, el perro simplemente se va, se para y camina. Por lo tanto no necesita ni despedirse ni saludar, esas son cosas nuestras, entonces usted no va a ser un mal educado, todo lo contrario, si usted se levanta en la mañana sin despedirse de su perro, se va y no le habla y solamente le da su alimento, lo que va a generar, o más bien lo que no va a generar es ansiedad.

Y cuando usted llegue y el perro se pone inquieto porque mueve la cola, se pone contento porque usted llega, es porque él está acostumbrado a tener ese tipo de ansiedad. Por lo tanto hasta que se calme, probablemente 45 minutos, una hora, no lo salude, y luego premie su calma. Lo otro es practicar salidas falsas dentro de esta des-sensibilización sistemática, hacer como que se sale, pero no se sale, es decir, tomo las llaves, mi bolso, voy a la puerta, toco la chapa de mi puerta, y el perro se va a poner en alerta, porque sabe que usted se va a ir va a desaparecer, pero llegue a su puerta y devuélvase, deje las llaves encima de la mesa, deje su bolso, y finalmente el perro se va a acostumbrar a que por más de que usted tome sus cosas “para salir”, usted no va a salir. Esta es una forma rápida en la cual yo puedo detallar ahora de cómo hacer una des-sensibilización sistemática, en el caso de ansiedad por separación.

About the author

Luis Felipe Caneo

Luis Felipe Caneo